Saltar al contenido

Los 10 animales más venenosos del mundo

Antes de empezar con esta peligrosa lista debemos aclarar que los animales que aparecen en ella o cualquier otro animal venenoso sólo utilizan estas toxinas a modo de defensa o protección. Ahora si. Empezamos con el número 10.

10 – Pitohui

animales_mas_venenosos_pitohui

El pitohuí con capucha (Pitohui dichrous) de Nueva Guinea es la primera ave que se conozca que desprende toxinas para su defensa. El veneno se encuentra en las plumas y la piel y se conoce como homobatracotoxina. Al ser un neurotóxico, afecta al sistema nervioso central y ocasiona parálisis y muerte.

9 – Caracol cono de mármol

animales_mas_venenosos_conusi

Este precioso animal habita en el océano Índico y Pacífico. En este caso el veneno se encuentra en un arpón que utiliza para capturar a sus presas. Posee una neurotoxina más potente que el cianuro que le sirve para matar rápidamente. Las toxinas afectan al sistema nervioso sufriendo parálisis muscular, problemas en la vista e insuficiencia respiratoria.

8 – Pez piedra

animales_mas_venenosos_pez_piedra

El pez piedra pertenecen a la familia del pez escorpión y habita en aguas tropicales. Se mimetizan con el entorno de manera excelente por lo que es fácil confundirlos con piedras. Poseen unas espinas en la aleta dorsal que inyectan veneno cuando se las presiona. El veneno contiene citotoxinas y neurotoxinas que pueden provocar la muerte si no se trata de urgencia.

7 – Viuda negra

animales_mas_venenosos_viuda_negra

Puedes encontrar a la viuda negra en Estados Unidos, y mas concretamente en el sur-oeste. La puedes reconocer fácilmente por la marca roja del abdomen. Su veneno es neurotóxico como los anteriores, y sus presas son otros insectos y los machos de viuda negra. En este caso la mordedura sólo puede ser mortal si la sufren niños, ancianos o enfermos.

6 – Mamba negra

animales_mas_venenosos_mamba_negra

La mamba negra es la serpiente más venenosa de África. Es una animal extremadamente territorial y puede atacar para defenderlo. La dendrotoxina que inyecta no es el más tóxico de los venenos, lo que la hace letal es la cantidad que inyecta de un mordisco. Dicha cantidad puede matar a 100 hombres.

5 – Rana venenosa de dardo o rana punta de flecha

animales_mas_venenosos_rana_venenosa

La rana venenosa de dardo habita en la costa pacífica colombiana y Panamá y es el vertebrado más venenoso del mundo. Los indígenas colombianos untaban su veneno en la punta de sus cerbatanas, de ahí su nombre. El veneno se encuentra en su piel y contiene batraciotoxina el cual produce contracción de los músculos.

4 – Taipán del interior o serpiente feroz

animales_mas_venenosos_taipan_del_interior

Considerada la serpiente más venenosa del mundo la podemos encontrar en Australia. El veneno que producen tiene neurotoxinas que provocan parálisis respiratorias, cardíacas y pueden matar a un hombre adulto en 45 minutos. Existe un antídoto que debe aplicarse con urgencia después de la mordedura.

3 – Pulpo de anillos azules

animales_mas_venenosos_pulpo_anillos_azules

Este pequeño pulpo de tan solo 10 cm habita en las aguas del sudeste de Australia. Su potente veneno neurotóxico no tiene hoy en dia antídoto alguno y un solo miligramo es capaz de matar a una persona. Para liberar el veneno el pulpo muerde con su pico y mediante la saliva lo inocula.

2 – Araña errante brasileña o araña del banano

animales_mas_venenosos_araña_bananera

La araña errante brasileña es la tarántula más peligrosa del mundo. La podemos encontrar en Sudamérica y Centro América. Son muy agresivas y su veneno neurotóxico podría matar a un adulto en sólo 25 minutos. La picadura de la errante provoca erecciones muy dolorosas causadas por la toxina Tx2-6.

1 – Medusa cubozoa o avispa de mar

animales_mas_venenosos_avispa_de_mar

Las avispas de mar las podemos encontrar en áreas tropicales como Australia y Filipinas. La característica más notable es su potente veneno. En sus tentáculos cuentan con el nematocisto con forma de arpón, que es el encargado de inyectar el veneno a las presas. A un humano inyectado con sus toxinas le producirá colapso cardiovascular y probablemente la muerte.